CIRUGÍA REFRACTIVA: Parte de la cirugía Oftalmológica que trata de la corrección de los defectos refractivos del ojo para que no sea necesario el uso de gafas o lentes de contacto.: la miopía, el astigmatismo y la hipermetropía.
 
En la MIOPÍA el ojo tiene un exceso de potencia dióptrica, por lo cual la imagen enfocada se forma delante de la retina, percibiendo el paciente que la padece una imagen desenfocada si este exceso de dioptrías no es corregido.
Síntomas: Mala visión de lejos y mejor visión de cerca. Dificultad para leer notas.
 
En la HIPERMETROPÍA, ocurre todo lo contrario, el ojo tiene menos potencia dióptrica de la necesaria, y la imagen se forma por detrás de la retina.
Síntomas: Mejor visión de lejos que de cerca. Cansancio si no utiliza las gafas.
 
En el ASTIGMATISMO, el ojo no tiene una forma uniforme, presenta mas poder dióptrico en un eje que en otro, y las imágenes se focalizan en varios puntos, por detrás o delante de la retina.
Síntomas: Mala visión de cerca y de lejos. "Sombras" al lado de los objetos.
 
La técnica LASIK (siglas en inglés de " Láser in situ Keratomileúsis") es la más extendida en la actualidad por su seguridad y eficacia. Consiste en la modificación de la forma de la córnea mediante la aplicación del láser Excimer en su interior. Previamente se ha levantado una fina capa de tejido corneal que posteriormente es recolocada y se adhiere sin necesidad de puntos.Esta tecnica precisa y segura se realiza con mínimas molestias para el paciente y una recuperación muy rápida. La anestesia para esta técnica quirúrgica es tópica (con colirio) y no es necesario el vendaje ocular postoperatorio.
 
En aquellas ocasiones en las que el láser Excimer no puede eliminar todo el defecto refractivo, en las miopías altas (por encima de 10 dioptrías), las hipermetropías altas (por encima de 5 dioptrías) y algunos astigmatismos, es posible corregirlo implantando lentes intraoculares. En los casos en los que el láser Excimer está contraindicado, como en el queratocono o en las córneas con espesores disminuidos, pueden corregirse las dioptrías utilizando lentes intraoculares.

A veces para corregir totalmente el defecto refractivo y mejorar así la agudeza visual del paciente, es necesario combinar dos técnicas, como el LASIK y el implante de lentes intraoculares.
La elección de una técnica u otra, dependerá del criterio del cirujano y de las características del paciente (número de dioptrías, condiciones del ojo y edad).

La cirugía de la LENTES INTRAOCULARES se realiza también de manera ambulatoria, o sea sin ingreso, la anestesia es con gotas y sin inyecciones, y la recuperación de la visión empieza inmediatamente después de la intervención.